Juana Martín lleva la Semana Santa a la pasarela de París

La ciudad de la luz acoge estos días su importante semana de la moda. La española Juana Martín vuelve a desfilar, presentando una colección llamada «La Fe», que ha contado con la presencia de un «paso» fijo de Cristo, de cantantes de saetas y de modelos singulares como la coreógrafa Blanca Li y Águeda López.

Y «La Fe» le ha traído a Juana Martín un desfile exitoso y un bebé que está en camino. Homenajeando a la Semana Santa de Andalucía, Juana ha presentado su colección de nuevo en el precioso edificio de la Fondation Dosne-Thiers, colocando en la cabecera del desfile una especie de Paso de Semana Santa con un Cristo en la cruz rodeado de una guirnalda dorada, obra de Manuel Martín Boillo.

Protagonista
La famosa coreógrafa y bailarina Blanca Li, granadina formada en las escuelas de Martha Graham y Alvin Ailey, abrió el desfile paseando como una Virgen bajo palio al ritmo de las saetas entonadas por Antonio Mejías y Daniel Bermúdez. Blanca Li, que también es directora de cine, disfruta de una reconocida carrera internacional coronada de galardones y ha actuado durante más de 25 años con su compañía de danza.

Las modelos, entre las que se encontraba la cordobesa Águeda López, esposa del cantante Luis Fonsi, lucieron originales vestidos de flecos, de volantes de tul, atuendos con lazos gigantescos de gran estilo y conjuntos ribeteados con plumas grises.

La colección, sofisticada y variada, jugó básicamente con el blanco y el negro. Se sucedieron maravillosos monos de volantes de encaje y vestidos de seda plisada de lunares, combinados en ocasiones con chaquetas y abrigos de cuero con tachuelas.

Un armonioso maridaje de modelos y atuendos, coronados por los originales tocados de Tolentino Haute Hats, que alternaron redecillas negras de corte sencillo con sofisticados tocados de gran altura en plumas, inspirados en María Antonieta, e incluso gorros de punto y pieles.

Juana Martín, que toca todos los palos en el mundo de la moda, ha vuelto no obstante a deleitarnos con sus vestidos largos y sus monos de noche, presentando prendas para una mujer femenina y valiente, decidida y rotunda. Y en su labor de embajadora de la estética española -y de su sobriedad, sus lunares, sus encajes y volantes- ha recuperado para los franceses la saeta y la Semana Santa andaluza, celebrando con salero la idiosincrasia de su tierra con un impecable desfile de atuendos para brillar durante la noche y el día. Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*