Las plantas invasoras triplican la presencia de insectos herbívoros

Un estudio de la Universidad de Vigo en colaboración con el Museo de Historia Natural de Nueva York ha demostrado que las plantas invasoras, entre ellas la mimosa y la uña de gato, dos de las más extendidas por el noroeste peninsular, contribuyen a avivar las plagas de insectos herbívoros.

Más allá de que las capacidades invasivas de estas dos especies estaban bien documentadas, había hasta la fecha poca información sobre su efecto en los insectos herbívoros.

El estudio concluye que las plantas exóticas triplican la presencia de estos insectos en comparación con las especies nativas y tienen aproximadamente ocho veces más fuerza de interacción de especies entre herbívoros y plantas, informa la Universidad de Vigo en su diario digital.

El trabajo se elaboró a partir de un muestreo de campo realizado durante la primavera de 2015 en cinco pinares mixtos, cuatro matorrales y nueve áreas costeras.

En este trabajo también registraron 14 especies de plantas que pueden ser posibles huéspedes de una bacteria que amenaza a múltiples cultivos, como la Acacia longifolia y la Conyza canadensis, también conocida como hierba carnicera.

Los investigadores hacen un llamamiento para que las autoridades competentes creen estrategias de manejo de los ecosistemas que contribuyan a restaurar y proteger las áreas nativas para la conservación de la biodiversidad. Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*