Martín Giacchetta: «¿Sabes cuántos pasos das al día? Un 90% de la población no llega a los 10.000»

Para el argentino Martín Giacchetta, entrenador de los famosos, y cara visible del gimnasio MyBoutiqueGym, solo con que la gente caminara un poco más, cambiaría el mundo. «Los datos están ahí, hay un 10% de la sociedad que se cuida, y un 90% que no, y que no le dan mayor importancia a ser dramáticamente sedentarios», advierte este licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, entrenador Superior de Triatlón, y especialista en Nutrición y Dietética. Pero para pasar a lo que él califica de «mente activa» solo hay que empezar a caminar. A caminar sin más. Solo con eso, uno se siente mucho mejor. Al final no deja de ser un hábito. Y como entrenador, estoy pensando más en mentes activas que en cuerpos perfectos. ¿Qué es una mente activa? Caminar 10.000 pasos diarios, que es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS)».

«Hay gente que no llega ni a 1.500, pero podría cambiar simplemente bajándose del autobús varias paradas antes de su destino, levantándose y contestando el móvil mientras charla por la oficina, subiendo las escaleras andando en lugar de coger el ascensor». Solo eso, añade, «supone mover un poquito el corazón, tonificar piernas, tener un mejor trasero, trabajar el abdomen e, incluso, a adelgazar, porque caminando rápido durante una hora -que son unos 7.000-8000 pasos-, se puede llegar a quemar unas 550, 670 calorías que, de otra forma no quemarías, ni siquiera después de 40 minutos en el gimnasio».

Es más, «una persona sedentaria que come lo mismo que una activa y no anda, va a ir engordando progresivamente, mientras que una persona que deja de ser sedentaria, y camina, va a empezar a no coger ese peso e incluso a perder, dependiendo de lo que esté comiendo. Con lo cual, ¿se puede adelgazar caminando? Por supuesto. Si te cuidas con la comida y caminas, adelgazas seguro 100 por 100 seguro», afirma.

Todo son beneficios, y además, resalta Giacchetta, «es una práctica apta para todos los públicos, desde los más pequeños, hasta los más mayores. A no ser que haya contraindicación médica, todo el mundo puede. Caminar es la manera más fácil de hacer deporte, porque para empezar es gratis, lo puedes hacer en cualquier lugar, y solo tienes que ponerte las zapatillas para salir de casa. No tienes que coger la mochila, la toalla para la ducha… etc., etc. y puedes empezar hoy, o mañana temprano».

Porque si uno no empieza cuanto antes, «la evolución humana es inexorable», advierte. «Nadie que sea joven valora esa involución precisamente porque se encuentra en un su mejor momento y se siente y ve medianamente bien, pero cuando llegan los años y tú no caminaste, todo lo que no te cuidaste, lo vas a pagar mucho más rápido y más caro». Para él, uno de los trucos está en empezar poco a poco, con metas reales. «No tiene que ser un objetivo ambicioso, que no sea una locura porque si no la gente empieza a sufrir la parte negativa del deporte, que no se la recomiendo a nadie, porque no es sostenible».

Para Giacchetta, tampoco hay excusas que valgan. «Todos estamos rodeados de trabajo, hijos, pareja, familia… Tenemos que meter en nuestra mente hábitos para tener una jornada más activa. Si no, la vida nos come. Si no tienes tiempo, te lo inventas. Madrugas, lo practicas en tu hora de la comida, o por la tarde. En mi caso, tengo marcado un objetivo de hacer 12.000 pasos diarios, que tengo que hacer si o sí. Para mi, las excusas se eliminaron por completo. Quien me cuente que no tiene tiempo, ni mente activa, es que no tiene ganas, ni nada».

Caminar, además, es algo más que dar pasos, según este deportista. «Las endorfinas que se generan aumentan la autoestima, y la satisfacción con la vida. Porque el conseguir moverse es ganar a esa parte de la vida que a veces nos gana a nosotros. Al final, tú tienes el poder, y eso se nota». Su recomendación pasa por cuantificar la actividad diaria con cualquiera de las pulseras de actividad existentes en el mercado. «Registrar tus pasos te cambia la vida. Es como un chivato en tu muñeca. Porque la realidad es que uno no anda con el teléfono en la mano todo el rato», asegura el también embajador de FitBit España.

Andar versus ir al gimnasio
A su juicio, lo más importante de todo es transformar esa parte sedentaria en activa y, por tanto, es preferible no ir al gimnasio pero moverse más. «Esa es la verdad», insiste. De hecho, advierte, «hay gente sedentaria al 100% que porque va al gimnasio 40 minutos se viene arriba, pero luego está todo el día sentado en un ordenador». Ir al gimnasio, remarca, «es complementario de lo otro, y una opción ambiciosa. Pero una persona que quiere estar saludable y camina, para mi ya tiene un 7 y está más que aprobado. Del 7 al 10, pasa por el gimnasio, o entrena en casa. Pero ese no este el problema que tiene la sociedad. El problema es que hay entre un 80% y 90% de personas que no llegan al 7 ni queriendo».

Según Giacchetta, «todo el mundo quiere una vida feliz, pero si tú tienes un trabajo que no te gusta, y no te mueves, al final la felicidad ¿dónde va? Al estómago, porque claro, has tenido un mal día y te lo mereces». «Es como la pescadilla que se muerde la cola. Mi teoría es darle la vuelta a la tortilla. Si además de moverte, lo complementas con una buen alimentación, consigues un bingo».

En ese sentido Giacchetta, recomienda cuidarse durante la semana para luego disfrutar de algunas comidas. «Si tú comes cinco veces por día, y eso lo multiplicas por siete días a la semana, son treinta y cinco comidas semanales. Soy partidario de cuidarte en treinta, y disfrutar de cinco. Ojo, que esas cinco no son todas cenas, son dos desayunos, dos comidas y una cena; o dos desayunos, una comida, y dos cenas. Si uno se organiza bien los comodines, puede disfrutar casi todo el fin de semana. No me vale que la gente arranque a disfrutar el viernes, el sábado y el domingo al 100% porque ya nos metemos en tres días malos. Ahí está el tema: 30 me cuido, cinco me lo salto. Tómate tus cervezas, tu chocolate… y disfruta de la vida». Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*