¿Cuál es el libro que siempre recomienda Pedro Sánchez?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está inmerso en plena campaña electoral y, por ello, ha querido enfrentarse a una entrevista con «Zenda», realizada por Yolanda Guerrero, en donde ha revelado sus gustos literarios tanto actuales como de autores más clásicos.

El autor de «Manual de resistencia», el primer libro de memorias escrito por un presidente de Gobierno durante su propio mandato que a su vez vino precedido de una moción de censura por lo que lleva menos de un año en el cargo, ha contado a Zenda que los últimos libros que ha leído son «Una novela criminal», de Jorge Volpi, y «Mañana tendremos otros nombres», de Patricio Pron, «ambos extraordinarios autores latinoamericanos».

Sánchez también ha declarado su amor por la novela negra, «como las de Philip Kerr» y, justo después, ha contado cuál es el libro que siempre recomienda: «La velocidad de la luz», de Javier Cercas, que es una recreación de los años que vivió el escritor en Estados Unidos como profesor ayudante de la Universidad de Illinois.

En una entrevista en ABC con el propio Cercas a raíz de la publicación de esta obra, este autor respondía a las preguntas de este diario:

– «La velocidad de la luz» gira en torno a la culpa, al mal

– En «Soldados de Salamina» se hablaba de un acto de compasión, de piedad, de magnanimidad: salvar la vida a un hombre. Por ratas de alcantarilla que seamos los humanos –venía a decir–, cabe la posibilidad de que al menos alguien, en algún momento, sea decente, sea honesto, sea valiente. «La velocidad de la luz» afirma todo lo contrario, o al menos completa esa verdad: personas en principio honestas, bondadosas, decentes, inteligentes, personas normales, incluso mejores que nosotros, en un momento determinado, arrastradas por vientos salvajes, por tormentas como la de la guerra, que es la tormenta más bestia que existe, son capaces de incurrir en el mal, de cometer atrocidades. Del mismo modo que está en nuestra naturaleza la posibilidad de la bondad, de la generosidad, está en nuestra naturaleza la posibilidad del mal.

– También es una novela sobre el éxito. Sobre la borrachera del éxito.

– El narrador vive el éxito como una catástrofe. Yo no lo he vivido así, afortunadamente: lo he vivido como una bendición, como algo que me ha traído muchas cosas buenas. Lo difícil de verdad es sobrevivir al éxito. El éxito es obra del azar, no del mérito. Pero quien tiene éxito cree que se debe al mérito. El paso siguiente es creerse Napoleón.

Volviendo a la entrevista de «Zenda», que cumple tres años de andadura, por cierto, ha explicado el presidente del Gobierno que de joven era muy de clásicos (Lope de Vega, Calderón y Shakespeare) además de «otros habituales de la adolescencia, como "El lobo estepario", de Hermann Hesse». Y, además, «hay uno que he leído en diferentes etapas de mi vida: "El Quijote". La primera vez, en el instituto; la segunda, ya de adulto. Precisamente en mi visita a la RAE, me obsequiaron con una edición facsimilar del Quijote de Ibarra. Así que no descarto volver a leerlo y cerrar un círculo. Un círculo que se abre al leer un libro casi por obligación académica cuando eres adolescente y de nuevo más adelante en la edad adulta». Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*