El icónico Corvette escondido durante 4o años, a la venta

Un Chevrolet Corvette L-82 en un exclusivo tono Dark Claret se mantuvo escondido durante 40 años, su actual propietario ha decidido sacar al mercado su joya de dos ruedas por 29.000 euros. Es el capricho de cualquier amante del motor y la ambición de un exigente coleccionista.

El motor se conserva en perfecto estado – IG
Se fabricó entre 1978 y 1980 y es uno de los últimos ejemplares producidos de este modelo. Nos hallamos ante un coloso de cuatro ruedas que mantiene todos sus elementos originales: su dueño ha declarado que la única pieza que ha tenido que cambiarle es la batería.

El vehículo sólo ha pasado por dos manos que han sabido cuidarlo y le han dado muy poco uso, por eso está como nuevo. "Sólo lo sacaba de vez en cuando y para mantenerlo", explicó el titular del coche, cuyo kilometraje marca solo 2.328 km.

Características técnicas
El concesionario intentó hacerse con la pieza – IG
Chevrolet lo comercializó como un C3, o tercera generación, y contaba con un motor L-82 V8 que producía 230 caballos de fuerza V8 de 5.7 litros L82. Ofrecía 230 caballos a través de una transmisión automática de 4 velocidades, única disponible en esta edición del C3.

Podía acelerar de 0 a 100 kilómetros en 6’6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 204 kilómetros por hora. Los frenos de disco ventilados delanteros y traseros eran los encargados de detener al deportivo, que pesa 1.654 kilogramos.

Su propietario mantiene toda la documentación original del vehículo y el folleto de venta.

La conservación del clásico es excelente – Instagram
“Este Corvette de 1980 se fabricó hace 39 años. Se compró nuevo en Green Chevrolet en Peoria, IL, a través de compañías de seguros privadas locales: allí pasó la mayor parte de su vida en Emoria Heights, IL".

Después de fallecer su dueño, el concesionario quiso comprar el coche, pero éste se cedió a un amigo de la familia.

Según su segundo propietario:" solo lo usé en los últimos años para viajar con mi esposa y vuelta entre Pekín y los suburbios de Chicago en verano". Iban a ver a su hijo, que vive en Estados Unidos. Después, cuenta, "envié el auto al Condado de Orange, California. ¡Esta cápsula del tiempo solo ha tenido dos dueños titulados en casi cuarenta años y se nota!” Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*