A la venta la casa de los asesinatos de Charles Manson

La casa en donde "la familia" de Charles Manson cometió sus primeros asesinatos está a la venta en Los Ángeles por dos millones de euros. La vivienda está en el exclusivo distrito de Los Feliz y en su seno tuvo lugar la segunda edición del "Helter Skelter": el crimen de la familia Labianca.

En el aniversario de su muerte, la revista Rolling Stone contaba de las víctimas que "Leno LaBianca, propietario de una cadena de supermercados, y su esposa Rosemary eran una pareja normal de clase media alta que disfrutaba de los placeres tranquilos como navegar, el esquí acuático y ver la televisión nocturna en pijama. No sabían nada de Sharon Tate y sus amigos, de los que vivían a kilómetros de distancia en barrios diferentes y mundos diferentes".

¿Qué ocurrió en la propiedad a la venta?
No conforme con el modus operandi con el que su "familia" cometió los sangrientos asesinatos de Cielo Drive durante la madrugada del 8 al 9 de agosto de 1969, Charles Manson cometió un nuevo crimen al día siguiente para enseñar a sus allegados cómo matar correctamente.

El grupo se dirigió hacia el 3311 de Waverly Drive y accedieron a la vivienda del matrimonio Labianca. Charles Manson y Tex Watson ataron de pies y manos a Leno y a Rosmeri, que se encontraban reposando en el salón y en el dormitorio.

Watson abatió 12 veces al varón con un cuchillo y 14 con un tenedor de trinchar. Leslie Houten y Patricia Krenwinkel se encargaron de ella: le grabaron la palabra "cerda" en el vientre y, a continuación, le asestaron 41 puñaladas. Después escribieron mensajes de odio en los electrodomésticos y paredes de la casa, al igual que hicieron en la casa del director de cine. Sorprendentemente la policía no relacionó estos crímenes hasta varios meses después.

Una casa de lujo
La vivienda, de 153 m2 – EFE
La casa, de estilo español y construida en 1922, se vendió en 1998 a sus todavía actuales propietarios. Se hizo con ella un matrimonio que asegura haber disfrutado de una buena calidad de vida en la mansión, salvo por los curiosos que acudían a sacarse fotos arrrastrados por el morbo. A punto de cumplirse 50 años de los célebres crímenes quieren vender la propiedad para comprarse una más pequeña y de una sola planta en la que disfrutar su jubilación.

El complejo ocupa 153 metros cuadrados y tiene dos habitaciones y 2 cuartos de baño, piscina, jacuzzi y sauna en el patio trasero, en su entorno viven actores y actrices de Hollywood, es uno de los barrios más lujosos de Los Ángeles y su precio asciende a 2 millones de dólares (1,8 millones de euros).

El agente que gestiona la venta de la casa, Robert Giambalvo, considera que es una "rara oportunidad de ser propietario de una casa con "impresionantes vistas" y cree que la historia de la casa no debería ser un impedimento para su venta porque "es un sitio muy tranquilo y donde hay mucha paz, así que no creo que a nadie le importe lo que sucedió hace mucho tiempo".

"No queremos que alguien entregue el depósito y descubra 10 días o 15 días lo que sucedió aquí hace 50 años y que luego no quieran comprarla por eso", dice Giambalvo. "Solo queremos que la gente hiciera ofertas sabiendo absolutamente todo".

Está siendo muy cuidadoso con los perfiles de los potenciales compradores cuando criba las visitas, sólo pueden comprar la casa personas que hayan nacido después de la fecha de los asesinatos y pide a todos los candidatos que se informen sobre lo sucedido allí para evitar malos entendidos y agilizar las negociaciones de la transacción.

¿Qué fue de la casa de Sharon Tate?
Sharon Tate – ABC
La vivienda del 10050 de Cielo Drive en donde vivian Roman Polanski y Sharon Tate se demolió a pesar que poco después de que sucedieran los crímenes se alquiló músico Trentz Teznor, que instaló allí su estudio de grabación.

En 1997 declaró en una entrevista a Rolling Stone que "mientras trabajaba en Downward Spiral, estaba viviendo en la casa donde asesiraron Sharon Tate. Entonces un día conocí a su hermana".

Vista aérea del 10050 de Cielo Drive – ABC
Indicó que el encuentro fue casual y breve e indicó que ella lo acusó de "explotar la muerte de su hermana". A continucación explicó su encuentro: "Por primera vez todo me estalló en la cara. Le dije, "No, es solo mi propio interés en el folclore americano. Estoy en este lugar donde ocurrió una parte rara de la historia." Supongo que nunca me había impactado antes, pero lo hizo entonces. Ella perdió a su hermana en una situación sin sentido. Cuando ella me estaba hablando, me di cuenta por primera vez, "Y si fuera mi hermana?" pensé. "Fui a casa y lloré esa noche. Me di cuenta de mi falta de moralidad , las víctimas no se merecen eso". Leer mas

Primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*